El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  | Calendario 2017 :: Translate this Site :: Compartir:
Imprimir Recomendar  Tamaño de texto

PETROLEO
1433 votos | Noticias Destacadas | 30/03/2007


Las reservas de petróleo en Argentina

El Moreno de Neuquén señala la manipulación de los datos de las reservas petrolíferas que han aprovechado las empresas multinacionales. Argentina poco ha recibido del valor de todo el petróleo que descubriera YPF, y hoy se ve amenazada de convertirse en un país importador en un futuro cercano.En el proceso de privatización del petróleo (1990-1993) el estado vendió 250 millones de metros cúbicos de reservas "probadas" que pasaron a compañías privadas. Desde ese momento hasta hoy se produjeron más de 500 millones de metros cúbicos de petróleo crudo y queda hoy, en los yacimientos, una reserva "probada" de 450 millones de metros cúbicos, "oficialmente" certificados.


De manera que el total de petróleo, el extraído más las reservas remanentes, suman 950 millones de metros cúbicos, esto equivale a 700 millones de metros cúbicos más de los que vendió el Estado Argentino cuando se privatizó. El valor bruto de este "excedente" de petróleo equivale hoy, aproximadamente, al valor de nuestra fraguada deuda externa.


Aproximadamente el 95 % del total de estas reservas, los 950 millones, corresponden a los viejos yacimientos de la YPF estatal. No se han descubierto nuevos yacimientos de importancia después de la privatización del petróleo.Visto en perspectiva histórica, a partir de la privatización estamos viviendo un período aproximado de unos 20 años en el que se consumirán las reservas que el estado tardó 80 años en descubrir.


 Por lo tanto, en menos de 10 años pasaremos de ser exportadores de petróleo crudo a ser importadores. De hecho la importación de hidrocarburos ya comenzó, debido al chantaje ejercido por las empresas con la "crisis energética".


 Las compañías petroleras privadas tuvieron una decisiva participación en el diseño e implementación de la política de privatización del petróleo en nuestro país y, como todas las empresas multinacionales, el objetivo aquí también es sacar el mayor provecho en el menor tiempo posible, para correr el riesgo mínimo. En algunos casos, cuando el premio es grande, las grandes Compañías corren riesgos mayores e involucran los estados, como en el caso de Irak u otros países más ricos que Argentina en petróleo.


Argentina está entre los países del mundo que más bajos impuestos cobra a las petroleras por la explotación y venta de petróleo. Con las retenciones a la exportación de petróleo crudo que está aplicando el gobierno actual, se está atenuando, en alguna medida, el drenaje de petróleo crudo al exterior. Es un hecho previsible, y por supuesto lo era antes de privatizar, que las empresas privadas no van a reemplazar las reservas que explotan en Argentina, eso tiene un costo y esfuerzo que estas empresas no está dispuestas a hacer fuera de sus países de origen o colonias.


 Las compañías multinacionales utilizan medios políticos para conseguir sus reservas: la privatización en nuestro país, la guerra en otros -como en Irak- o, como en el caso de Venezuela, que está siendo agredida por tener el control petrolero en manos del Estado. Las compañías terminarán de explotar en Argentina el petróleo y el gas que tomaron del Estado y seguirán con su negocio en otra parte.


La explotación de petróleo con fines de exportación del producto crudo no tiene una justificación económica para nuestro país y tampoco para nuestra población, como podemos ver en este período de "bonanza" petrolera. El beneficio para la comunidad es muy pobre, solo unos pocos se ven beneficiados, las consecuencias son muy graves y serán aún peores en un futuro próximo si no se revierte rápidamente ésta tendencia. El altísimo costo de los combustibles y la "crisis energética" son solo las primeras manifestaciones del poder de las compañías sobre nuestra economía.


La única solución que permitirá asegurar una provisión económica de energía, y así posibilitar la puesta en marcha de nuestra economía, es la recuperación íntegra de los yacimientos y áreas petroleras para su explotación e industrialización, en beneficio de nuestra gente. El excedente de este negocio tan rentable, permitirá invertir en la exploración para incorporar reservas de petróleo que sustituyan a las que se consumen y así mantener un crecimiento económico sostenido.


El intento del Gobierno Nacional para crear una Empresa Nacional de Energía no es suficiente por sí solo. El poder de estos grupos es tan grande que convivir con ellos significa perder, como ya hemos visto. Terminarían usando nuestra empresa Nacional para que haga las inversiones, como hicieron con YPF, y ellos se quedarían con los yacimientos y las ganancias.Hay una constante y sostenida caída en la producción de crudo durante los últimos 5 años. Que esta tendencia declinante de la producción se mantenga aún con el altísimo precio internacional del crudo, y a pesar de la eterna y permanente urgencia financiera que caracteriza a las compañías, sólo se explica porque ha comenzado la declinación de los viejos yacimientos de YPF.


En un sencillo trámite administrativo se quitaron 100 millones de m3 de las reservas probadas recuperables de YPF en los años 1990-91.Esto es, la YPF estatal había alcanzado un nivel de reservas de petróleo de 350 millones de m3 en 1970, que se mantuvo aproximadamente constante hasta 1990. Lo cual significa que se descubrió en ese lapso más o menos igual cantidad a lo que consumimos.Previo a la privatización, se contrataron "prestigiosas" certificadoras internacionales de reservas que las bajaron de los 350 millones a 250 millones de m3. (Ver gráfico)Apenas 5 años tardaron las empresas beneficiadas con la privatización para "recuperar" los 100 millones de m3, solo tuvieron que revalorizar los "viejos" yacimientos de YPF, ahora de su propiedad.


En 1995, oficialmente, el país ya tenía nuevamente los 350 millones de reservas que había logrado a partir de 1970, sin descubrir nuevos yacimientos. Luego siguió el blanqueo de reservas no declaradas y una mayor recuperación de petróleo en los viejos yacimientos de YPF, ayudado por una evolución tecnológica mundial en la industria.



[ Por Moreno-Neuquén ]

Fuente: Diario Río Negro


29328 lecturas | Ver más notas de la sección Noticias Destacadas


Página anterior



Notas más leídas de Noticias Destacadas
Las reservas de petróleo en Argentina
La sombra del gigante ENI vuelve a proyectarse sobre Repsol
Neuquén convoca a explorar y desarrollar más áreas hidrocarburíferas
Presenta mayor longevidad en formaciones complicadas
Retos limítrofes en la carrera por el petróleo
Los proyectos de Petrobras para encontrar crudo en alta mar
Comenzó la construcción de un nuevo gasoducto trans magallánico
Petrolífera busca abandonar el mercado argentino
Transferencia de Agua para una Fractura No Convencional con 35.000 bolsas de arena en 4 ETAPAS
Inician proceso para la nueva planta geotérmica


Home | Arriba | Newsletter | RRHH | Encuestas | Links | Contacto | RSS 
REPORTE UNA NOTICIA
Si tiene una noticia, contáctenos
Teléfono (54 11) 4774 2154
PUBLICIDAD
Copyright © Petrolnews.net - Todos los derechos reservados.
Petrolnews es editado en la Ciudad de Neuquén y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.
Teléfono (54 11) 4774 2154