El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  | Calendario 2017 :: Translate this Site :: Compartir:
Imprimir Recomendar  Tamaño de texto

ARGENTINA
1177 votos | Minería | 03/07/2009


Cerro Vanguardia: la joya de Santa Cruz que busca expandirse

»   A cargo de la sudafricana AngloGold Ashanti y con participación de la provincial Fomicruz, Cerro Vanguardia produce anualmente 200.000 onzas de oro y dos millones de onzas de plata, e incluso viene en crecimiento.

El emprendimiento, que le da vida a San Julián, uno de los principales poblados de la Patagonia, podría incrementar sus operaciones en el futuro cercano mediante la adquisición de otros proyectos y nueva exploración.


Son las 6:40 de un lunes de finales de mayo en San Julián, una localidad de 12.000 habitantes ubicada al este de Santa Cruz, entre Puerto Deseado y la capital provincial, Río Gallegos. La temperatura araña los cero grados y el fuerte viento la hace aún más difícil de digerir.


Nada de eso amedrenta a los cerca de 350 hombres –y algunas mujeres- que día a día se encuentran a esa hora para tomar uno de los cuatro micros que pasan por la estación terminal y tienen un objetivo preciso: llevarlos a su lugar de trabajo, el yacimiento minero de oro y plata Cerro Vanguardia, a unos 152 kilómetros de San Julián, en medio de la rocosa Patagonia.


La historia de Cerro Vanguardia, una iniciativa que hoy comanda la minera sudafricana AngloGold Ashanti  (la tercera minera de oro más grande del mundo detrás de Barrick y Newmont), con un 92,5%, y la empresa provincial Fomicruz, que participa del negocio con el porcentaje restante, es casi un sinónimo de la minería en esta provincia.


La iniciativa provee un promedio de 6,5 gramos de oro y 7 gramos de plata por tonelada de  roca. Con una producción cercana a las 200.000 onzas de oro y dos millones de onzas de plata por año, es la tercera mina en su tipo en el país, detrás de Alumbrera (Catamarca) y Veladero (San Juan).


Aunque, en Santa Cruz, es ama y señora del sector minero en cuanto a volumen. Sus comienzos, además, datan de 1991, cuando en la provincia la minería metalífera era casi inexistente.De acuerdo con sus directivos, sin embargo, ese tamaño no es el ideal para el negocio, por lo que intentarán crecer un 25% en los próximos cinco años.


“Queremos producir unas 250.000 onzas de oro por año. Para eso estamos abiertos a distintas posibilidades. Por un lado, continuaremos con la exploración de Cerro Vanguardia y del área El Volcán, pero también podemos comprar mineras junior”, explica Jorge Palmés, Gerente General de Cerro Vanguardia, en diálogo con El Inversor Energético & Minero.


En octubre del año pasado, cuando el precio de la onza de plata y algo menos la de oro, comenzó a caer, los números de la actividad minera empeoraron. Ahora, la proyección de una onza de oro que ronda los u$s 950 resulta mucho más estimulante para la dirección de la compañía.


EL CORAZON DEL PUEBLO


Aunque se ubica a una considerable distancia de San Julián, Cerro Vanguardia marca hoy el pulso del pueblo. La mina reúne a más de 800 almas, de las cuales casi un tercio proviene de San Julián. Hasta los años ’60 este pueblo vivía de un frigorífico de Swift, pero quedó mermado tras su cierre. Hoy, se reinventó por la mina.


Además de dinamizar a la comunidad de San Julián, Cerro Vanguardia colabora a través de distintos proyectos. Entre ellos, creó la Fundación Agencia de Desarrollo. “La idea es canalizar a través de ella una iniciativa de emprendedores del pueblo para apoyarla y tratamos de que sea sustentable”, asegura Adolfo Valvano, encargado de las relaciones con la comunidad.


También afluyen a la mina trabajadores de Caleta Olivia, Río Gallegos, Piedra Buena y Puerto Deseado. “Este fue el primer emprendimiento de metales preciosos en la zona. Luego vinieron otros”, continúa Palmés. Aunque hoy la lista de proyectos mineros metalíferos es más amplia que en los albores de los ’90, Cerro Vanguardia todavía conserva algunos honores.


En primer lugar, tiene el orgullo de ser pionero, dado que el resto –Manantial Espejo, Mina Marta y San José Huevos Verdes, entre otros- vino después. Lo mismo podría decirse en materia ambiental, dado que en 2006 obtuvo la ISO 14001 y se convirtió en la primera mina en obtener esa certificación a nivel mundial.


Además, es por lejos la que mayor cantidad de oro y plata produce en la provincia. El alto mando gerencial tiene una particularidad si se lo compara con otras industrias vinculadas a la explotación de recursos naturales: todos trabajan en la mina, en medio del desierto, pero con la operación y el día a día muy a mano.


De lunes a viernes se puede encontrar en sus despachos al gerente general, al gerente de Mina, Víctor Vera, a la abogada Natalia Moscardi, quien emigró desde Buenos Aires para hacerse cargo de la Gerencia de Recursos Humanos y Relaciones Institucionales, y al nuevo equipo de comunicaciones, compuesto por Natalia Volpe y German Stocker.


“Todas las gerencias están en la mina. Es una política de AngloGold a nivel internacional”, explica Vera.


LA PATAGONIA Y EL MERCADO MUNDIAL


La construcción de la mina demandó u$s 270 millones de inversión inicial. Los desembolsos previstos para este año llegan a u$s 26 millones, de los cuales u$s 7 millones se destinarán a exploración que permita incorporar nuevos recursos metalíferos para producir.


En los planes originales se estimaba que el proyecto tendría vida útil hasta 2008, pero a través de la incorporación de nuevos recursos, esa fecha se extendió hasta 2018. “Mi deseo es que este proyecto dure 50 años más”, reconoce Palmés, que llegó al timón de Cerro Vanguardia en agosto del año pasado y pocos meses después vio los primeros logros, cuando la mina aumentó su producción.


Cerca de 450 personas pasan la noche en el complejo, rodeadas por el desierto patagónico, pero acompañadas por una sala de juegos, canchas de fútbol y paddle, teléfonos con crédito para hacer llamadas, Internet y televisión satelital. Sucede que los operarios tienen jornadas de 12 horas durante siete días corridos en los que duermen en el campamento y luego otros siete días libres.


“En este momento tenemos 14 pits (excavaciones a cielo abierto desde donde se extrae la roca con oro y plata que luego se procesará) funcionando. El proyecto total, hasta el momento, contempla 32 pits”, comenta Vera frente al pit Natalia, un enorme hoyo de 80 metros de profundidad.


Una vez que la roca se extrae comienza el proceso mecánico por el cual se tritura hasta llegar a un tamaño de aproximadamente 74 micrones. Esa es la medida a partir de la cual el oro y la plata quedan expuestos y comienza el tratamiento con cianuro, que terminará separándolos de la roca.


“El clima no nos trae grandes problemas. El mayor inconveniente es, en invierno, la escarcha, que complica el tránsito de los vehículos. En ese caso, hay que echar sal sobre los caminos y reacondicionar las pistas”, explica Vera.


Mantener operativa la mina no es poca cosa. Algunos números: un neumático para una de las tantas máquinas que van y vienen cientos de veces al día cargando rocas, ronda los $ 10.000. Y se consumen unos 16.000 litros de gasoil por mes, mientras que una máquina generadora modular de 8 Mw alimenta todo el proceso.


El tratamiento del cianuro –el elemento químico indispensable para separar el oro de la plata- es crucial en el funcionamiento de la planta. “Sabemos que es un elemento peligroso y lo tratamos como tal”, ilustra Marcos Perotti. De hecho, agrega, existen cuatro sistemas de control diferenciados por los cuales parece casi imposible tener problemas con ese insumo.


Pero es fundamental también por otro punto: la reducción de costos. Dado que el cianuro es un elemento caro, durante el proceso se recupera una cantidad importante que deriva en un ahorro de un 60% en esos costos. El resto, se elimina por medio del contacto con el sol en el dique de cola, el último eslabón de todo el proceso antes de que comience nuevamente.


Leonardo Pierrard, Jefe de Seguridad, Salud y Medio Ambiente, advierte con respecto a un punto que podría resultar curioso en materia de medio ambiente. “Desde que se instaló la mina aumentó la fauna. Antes había mucho pastoreo que eliminaba el alimento para algunos animales, pero como ahora no hay explotación ganadera y, por ese motivo, no se persigue a los predadores del ganado, aumentó la cantidad de animales en la zona”, asegura.

Fuente: El Inversor Enérgetico & Minero


37758 lecturas | Ver más notas de la sección Minería


Página anterior



Notas más leídas de Minería
Cerro Vanguardia: la joya de Santa Cruz que busca expandirse
Argentina, el cuarto productor mundial de litio
Canadiense Silver Standard reabre mina de plata en Argentina
La canadiense Yamana Gold congelaría el proyecto minero de Agua Rica
Anuncian 95.8 millones para exploración minera en Santa Cruz
Enérgico rechazo a explotación minera en Loncopué
La Rioja es una de las provincias con mayor proyección en el mapa minero del país
Se efectuarán controles laborales de la empresa minera Sierra Grande
El gremio minero anunció un corte de ruta para Semana Santa
Aluar mantiene planes de inversión


Home | Arriba | Newsletter | RRHH | Encuestas | Links | Contacto | RSS 
REPORTE UNA NOTICIA
Si tiene una noticia, contáctenos
Teléfono (54 11) 4774 2154
PUBLICIDAD
Copyright © Petrolnews.net - Todos los derechos reservados.
Petrolnews es editado en la Ciudad de Neuquén y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina.
Teléfono (54 11) 4774 2154